BLOG de Francisco Alcaide

Últimos artículos

Premio al Mejor Blog de RRHH, es uno de los blogs
más leídos de desarrollo personal y management.
Desde 2007, más de una década generando contenido.

BLOG de
Francisco Alcaide

Últimos artículos

Premio al Mejor Blog de RRHH,
es uno de los blogs más leídos de
desarrollo personal y management.
Desde 2007, más de una década
generando contenido.

Image

La complejidad vende más (ésa es la triste realidad)

El ser humano tiene fascinación por la complejidad. Tiene una atracción natural por todo aquello que parece difícil. Por el contrario, lo sencillo (lo que parece fácil), da la sensación de que está al alcance de la mano de cualquier persona, y se le resta valor.

En realidad, es justo lo contrario. Es otra de las muchas paradojas de la vida. Edsger Dijkstra (1930—2002), científico de la computación, decía hace algún tiempo: «La simplicidad es el rasgo distintivo de la verdad, pero la complejidad sigue teniendo una atracción morbosa. Cuando ante un público académico das una conferencia que es más clara que el agua de principio a fin, el público se siente estafado […]. La triste realidad es que la complejidad vende más». 

Por dar algunos datos que son ilustrativos: la Constitución de Estados Unidos contiene 7.591 palabras mientras que el acuerdo de condiciones del servicio iCloud de Apple contiene 7.314 palabras. Curioso, ¿no? Las leyes fiscales son farragosas, las sentencias de los tribunales son inentendibles, los manuales de instrucciones son infumables… y así con todo. Lo complejo da la sensación de erudición, de estar un peldaño por encima del resto, y eso otorga caché, prestigio y control. 

A menudo, sin embargo, casi todas las situaciones se pueden reducir a un número sencillo de variables. Jim Rohn, uno de los personajes incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 30ª edición), apuntaba: «Siempre hay media docena de cosas que en un momento dado pueden suponer el 80% de la diferencia». Y añadía: «Para que un granjero pueda recoger una cosecha espléndida en otoño, debe concentrarse en media docena de cosas: el suelo, el agua, el sol, las semillas, los abonos y el cuidado de las plantas. Todos los elementos son de igual importancia, porque sólo si se dan en su totalidad conseguirá el agricultor una buena cosecha». (leer artículo Media docena de cosas que no debes olvidar).

Jack Welch, CEO de General Electric durante más de veinte años y autor de Winning (Ganar), decía también: «Los directivos inseguros crean la complejidad. Los directivos asustados y nerviosos utilizan libros de planificación muy gruesos y complicados, y diapositivas llenas de todo lo que han aprendido desde su infancia. Los líderes de verdad no necesitan confundir. La gente debe tener la confianza en sí misma para ser clara, precisa y estar segura de que cada persona en su organización, desde la más importante a la menos, entiende cuál es el objetivo básico del negocio. Pero no es fácil. Es increíble lo difícil que es ser simple para la gente; cuánto miedo le da ser sencilla. Les preocupa el hecho de que si son simples, los demás puedan pensar que son tontos. En realidad, claro está, es justo al revés. La gente con la mente más clara y preparada es la más simple».

Entre 1985 y 1989, el sector de fabricantes de máquinas en Alemania creció la mitad del PIB alemán. En el sector, algunas compañías crecían al 3% y otras lo hacían al 9%. Para conocer las causas de esas diferencias tan llamativas, la consultora Mckinsey realizó un estudio —que llevaría por título Simplicity wins (La sencillez gana)— en el que analizó muchas de esas compañías (productos, procesos, clientes...) y arrojó una conclusión clara: las empresas con mejores resultados eran las más sencillas. 

Cuando Steve Jobs volvió en 1997 a Apple, la compañía que él mismo había fundado años atrás y de la que había sido despedido, dos palabras definieron su estrategia: survival (sobrevivir) y simplification (sencillez). Respecto a la que nos ocupa, la sencillez se convirtió en uno de los rasgos de su liderazgo y en una extensión de su persona a toda la organización: en sus presentaciones, en la estructura de la empresa, en la clase de equipos, en sus claims (iPod: mil canciones en tu bolsillo) o en sus productos, ya que cuando regresó a la empresa había más de 40 productos y los redujo a tan sólo 4. Esto comentaba Jobs: «Este ha sido uno de mis mantras: foco y sencillez. Lo simple puede ser más difícil que lo complejo. Tienes que trabajar muy duro para pensar con claridad y hacer las cosas sencillas. Pero merece la pena, porque una vez que lo logras puedes conseguir cualquier cosa. La sencillez es la suprema sofisticación».

A menudo, la sencillez da mejores resultados que la complejidad… pero la complejidad es más atractiva y glamurosa. Morgan Housel, autor entre otros libros de La psicología del dinero, escribe: «Unas pocas variables son el desencadenante de la mayor parte de los resultados. Si tienes controladas las pocas cosas que importan, ya tienes suficiente. Buena parte de lo que se añade después de eso es un relleno innecesario que, o bien es seductor intelectualmente, o bien te hace perder el tiempo, o bien está diseñado para confundirte o impresionarte». Y lo explica así: «[Por ejemplo] en el mundo financiero gastar menos de lo que ganas, ahorrar la diferencia y tener paciencia es quizás el 90 por ciento de lo que tienes que hacer para que te vayan bien las cosas. Pero ¿qué se enseña en la universidad? Como establecer el precio de los derivados y cómo calcular el valor neto actual. En el ámbito de salud, se trata de dormir ocho horas, moverse mucho, comer alimentos de verdad, pero no demasiado. Pero ¿qué es popular? Los suplementos, los truquitos y las pastillas».

También John Reed en su libro Succeeding (Tener éxito) reflexionaba sobre este aspecto de igual manera. Así dice: «Cuando empiezas a estudiar un ámbito del conocimiento parece que tienes que memorizar tropecientas mil cosas. Pero no es el caso. Lo que tienes que hacer es identificar los principios centrarles —habitualmente entre tres y doce— que rigen ese ámbito. Los millones de cosas que pensabas que tenías que memorizar no son más que combinaciones de esos principios centrales».

La historia de la evolución humana nos sirve de ejemplo. La tendencia de millones de años evolutivos ha sido, en lo que al cuerpo humano se refiere, la de simplificar. El paleontólogo Samuel Williston (1852—1918) nos hizo notar sobre ello al indicar cómo se habían reducido con el tiempo las partes del cuerpo humano. Así, apuntaba en 1914: «La trayectoria de la evolución ha consistido en reducir el número de partes y adaptar las que permanecen a sus usos especiales de un modo íntimo, ya sea incrementando su tamaño o modificando su forma y estructura». 

En muchos casos, los animales que tenían cientos de dientes evolucionaron hasta tener un puñado de incisivos, caninos y molares especializados. Decenas de mandíbulas se fusionaron para crear dos grandes. Cráneos a menudo compuestos por cientos de huesos minúsculos evolucionaron hasta tener, por lo general, menos de treinta. La evolución desarrolló su versión de la simplificación. Si la historia de la evolución pudiese hablar diría: «Quita de en medio toda esa porquería inútil. Dame solo las pocas cosas que necesito y haz que sean efectivas».

Jack Trout, autor de El poder de lo simple, afirmaba: «Uno de los secretos de los gurús es empezar con una idea obvia, simple y sencilla... y luego complicarla». Y Bill Gates, en una de sus visitas a Harvard Business School, dijo: «El problema con ustedes es que lo que llaman examinar el entorno yo lo llamo hablar con la gente».

En definitiva, y como señalaba en mi cuenta de Instagram semanas atrás: Lo que hay que saber es poco, pero ese poco hay que saberlo muy bien. El lema es siempre el mismo: pocas cosas pero importantes, y luego mucho foco para concentrarse en ellas y desechar el resto.

Termino con estas palabras de Peter Drucker, padre del management, que son ilustrativas: «Una de las tendencias más negativas de los últimos cuarenta años es la idea de que si la gente le entiende es usted vulgar. Cuando yo era joven se daba por sentado que los economistas, los físicos, los psicólogos —los líderes en cualquier disciplina— debían hacerse entender. Einstein dedicó años, con la ayuda de tres colaboradores distintos, a hacer que su teoría de la relatividad fuera comprensible para el hombre de la calle. Hasta John Maynard Keynes se esforzó en hacer que su teoría económica fuera lo más accesible posible».

* Puedes escuchar este post en formato audio (podcast) en las plataformas de SpotifyiVoox y Apple Podcast


* Te dejo una Entrevista con ‘El Estoico’ (Pepe García) que me hacía recientemente y que puedes ver en Youtube y escuchar en SpotifyiVooxApple y Amazon: “El problema no es nuestra incapacidad sino la creencia de que no somos capaces”.

 

 

Etiquetas

Walter Isaacson [1] Aceptación [2] Actitud [15] Adam Grant [1] Adrián Mateos [1] Afirmaciones [1] Amancio Ortega [2] Ambición [3] Annd Landers [1] Apalancamiento [1] Aportar valor [2] Aristoteles Onassis [1] Armas de Titanes [2] Arrepentimiento [1] Asertividad [4] Autenticidad [1] Autocrítica [2] Autoestima [4] Autorresponsabilidad [2] Ayn Rand [1] Ayuda [2] Barack Obama [2] Barry Schwartz [1] Bill Gates [1] Brad Smith [1] Branding [2] Brené Brown [1] Brian Tracy [3] Bruce Lee [2] Café Taipá [1] Cal Newport [1] Cambio [10] Charlie Munger [2] Clima Laboral [1] Coco Chanel [1] Coherencia [1] Complejidad [2] Compromiso [5] Confianza [6] confianza en uno mismo [1] Conflictos [1] Creatividad [3] Credibilidad [1] Creencias [2] Crisis [1] Crítica [2] Curiosidad [1] Dabiz Muñoz [1] Dale Carnegie [3] Daniel Goleman [2] Daniel Pink [1] David Allen [2] Decisiones [1] Delegar [2] Deporte [1] Desaprender [1] Determinación [2] Diferenciación [1] Disciplina [4] DiverXO [1] Donald Dell [2] Donald Trump [1] Dudas [1] Eckhart Tolle [1] Eduardo Punset [1] Efecto Cocktail [1] Efecto Pigmalion [1] Ego [3] El mundo cambia y tú [1] Eleanor Roosevelt [1] Elon Musk [1] Empleo [1] Engagement [2] Enrique Rojas [1] Entorno [1] Envidia [1] Escucha [1] Espiritualidad [1] Estoicismo [2] Estrés [2] Ética [3] Eva Collado [3] Excelencia [1] Éxito [2] Expectativas [1] Fast Good Management [2] Feedback [5] Felicidad [2] Ferrán Adrià [2] Fiscalidad [1] Flexibilidad [1] Foco [10] Formación [1] Fracaso [2] Gary Vaynerchuk [3] Generosidad [1] Global Peter Drucker Forum [2] Gran Renuncia [1] Grant Cardone [7] Gratitud [3] Great Resignation [1] GTD [1] Guillermo Perry [1] Gustavo Zerbino [2] Guy Kawasaki [1] Hábitos [3] Hal Elrod [1] Hermann Hesse [1] Humildad [9] Ilusión [1] Incertidumbre [2] Inconsciente [3] Ingresos Pasivos [2] Inma Shara [1] Innovación [1] Integridad [1] Inteligencia Emocional [2] Irmtraud Tarr [1] Jack Canfiel [1] Jack Canfield [1] Jack Ma [2] Jack Welch [6] James Altucher [3] Jason Fried [1] Jiddu Krishnamurti [1] Jim Collins [1] Jim Rohn [12] John C. Maxwell [2] John Wooden [2] Jonas Ridderstrale [1] Jorge Valdano [1] José Miguel Bolívar [1] Joseph Murhpy [1] Joseph Murphy [1] Keith Ferrazzi [4] Kenneth Blanchard [1] Kim Kiyosaki [1] Kjell Nordstrom [1] Learnability [4] Lectura [2] Lee Iacocca [1] Leopoldo Fernández Pujals [4] Louise Hay [1] Luis Rojas Marcos [1] Lynda Gratton [1] Manuel Campo Vidal [1] Marca eres tú [1] Marco Aurelio [1] Marcos de Quinto [1] Mark Cuban [1] Mark Viktor Hansen [1] Mckinsey [3] Meditación [1] Mentor [1] Metas [4] Miedo [5] Miguel Induráin [1] Mindfulness [1] Mindset [1] Modelo de Negocio [1] Morgan Housel [2] Muhammad Ali [1] Multitarea [1] Napoleon Hill [2] Nathaniel Branden [1] Nelson Mandela [1] Networking [3] Neville Goddard [1] Nikos Kazantzakis [1] Notas desde la trinchera [1] Novak Djokovic [1] Nunca comas solo [1] Nunca hagas la primera oferta [1] Pablo Isla [2] Paciencia [3] Pasión [8] Pau Donés [1] Pau Gasol [1] Percepción [1] Pereza [1] Perseverancia [1] Peter Drucker [1] Phil Knight [1] Philip Kotler [2] Precio [1] Principios [2] Productividad [4] Propósito [5] Psicología [1] Publicidad [1] Rafa Nadal [5] Ralph Waldo Emerson [1] Ray Dalio [1] Ray Kroc [2] Rechazo [1] Redes sociales [2] Reinvención [3] Resilencia [1] Resiliencia [18] Richard Branson [1]

Artículos relacionados